viernes, 13 de febrero de 2015

Reseña | La Sangre del Olimpo


SINOPSIS
Los tripulantes del Argo II han salido victoriosos de sus misiones, pero están lejos de derrotar a Gaia, la Madre Tierra. Ella ha conseguido alzar a todos sus gigantes y planea sacrificar a dos semidioses en la festividad de Spes: necesita su sangre, la sangre del Olimpo, para despertar.
Por otro lado, la legión romana del Campamento Júpiter, liderada por Octavio, está cada día más cerca del Campamento Mestizo. La Atena Partenos deberá dirigirse al oeste para impedir la guerra entre los campamentos, mientras el Argo II navega hacia Atenas...
¿Cómo podrán los jóvenes semidioses derrotar a los gigantes de Gaia? Ya han sacrificado demasiado, pero si Gaia despierta...será el final.

OPINIÓN PERSONAL
Cuando empecé el libro, tenía sentimientos cruzados sobre él. Había oído que el final era decepcionante, pero finalmente no ha sido así. Por una parte, lo amé por como se desarrolló la historia y porque era el último libro de esta saga, pero me pareció que no ha sido tan épico como lo fueron los anteriores libros. Pesé a eso, ha conseguido cumplir mis expectativas y le ha dado un final hermoso a la saga.

"Las personas mienten. Las promesas se rompen"


Me sorprendió bastante el hecho de que el libro no incluyese capítulos narrados por Percy y Annabeth, pero sí los hubiera de Nico y Reyna. Es algo que me encantó, porque de alguna manera se elevaba a esos dos personajes al mismo nivel de importancia que los siete de la profecía. Se dio prioridad a estos dos personajes y a sus historias, y yo no podría haber sido más feliz. Vemos que pese a la fortaleza que muestran, tienen un lado vulnerable. Conseguimos verlos como realmente son, y no como los ven los demás. El libro también tiene la perspectiva de Jason, Leo y Piper. Un detalle estupendo, pues la saga empezó con ellos como narradores. Gracias a este libro he llegado a apreciarlos más, porque me da la sensación de que Percy y Annabeth los eclipsaban. De alguna forma conseguí conectar con Jason y entenderlo, y Leo me pareció muy tierno intentando encontrar alguna forma para volver con Calipso.
Pero como ya he dicho, si he de destacar algún personaje de este libro, ese es Nico. Si en La Casa de Hades cobraba más protagonismo, en este podríamos decir que llega su momento de gloria. Muchas de las escenas de Nico conseguían romperme el corazón, porque este personaje ha evolucionado mucho en este libro. Rick Riordan consigue que veamos lo marginado que se siente, sin ningún sitio al que pueda llamarle hogar. Pero algo que me sorprendió es que en algunas escenas se deja ver al Nico de diez años que conocimos por primera vez. También se trata la relación que tiene con su padre, Hades y como no son tan diferentes como ellos creían. Ahora me vais a dejar que me salga mi vena shipper. Morí con las reflexiones de Nico sobre su amor hacía Percy y como se odiaba por no poderle hacer frente a sus sentimientos. Pero amé el final que le da Rick Riordan a Nico, que sigue el consejo de su padre para ser la excepción de los hijos de Hades y conseguir ser feliz.

"Mis niños raramente son felices. Me...me gustaría verte ser una excepción"


Como no, la acción en este libro está muy presente. Nuestros héroes tienen varias misiones a contrarreloj y no pinta muy bien para ellos. Se encuentran con casi todos los tipos de bichos rebeldes que hay en la Tierra, hay muchísima variedad de enemigos. Contrariamente a El último Héroe del Olimpo, no hay muertes por doquier, todas las que se dan son necesarias para poner freno a Gaia.

Pasamos a hablar del final, o más bien de las batallas finales. A mi parecer fueron bastante cortas y rápidas, y es algo que le resta bastante al libro. Son cuatro libros y medio en que los personajes se van preparando para dos batallas que finalmente no llegan a ser más de 100 páginas. Varias cosas se resolvieron de una forma demasiado rápida y sencilla. Pese a eso, el final es el que tenía que ser.

Ahora que ya he terminado esta saga, me ha dejado con un sabor muy agridulce y un gran vacío en el corazón. Para que voy a mentiros, este libro ha conseguido sacarme más lagrimas que sonrisas. 
Este es un libro épico, pero que a veces llega a rozar la sencillez. Durante las últimas páginas estuve llorando como una desquiciada porque sabía que ya estaba, que eso era todo, pero no quería. Era un final tan feliz, pero a la vez tan triste...Y a la vez era un final cerrado, pero también muy abierto. Creo que eso fue lo peor, el saber que tantas cosas podrían pasar, pero no será así. Te deja con una mezcla de sentimientos extraordinaria. 

"Nadie puede odiarte con más intensidad que alguien que solía amarte"


1 comentario:

  1. UYUYUYUYYYYYYYY!!!!! Si que tardaste poco, madre mía xD Me encantan!

    ResponderEliminar